lunes, 1 de febrero de 2016

MEJORAN NIVEL COMPETITIVO DE LA CADENA DE FIBRA DE ALPACA Y VICUÑA

A través de capacitaciones, pasantías, chakus, control y vigilancia de camélidos.


Los pequeños y medianos productores de las provincias de la región Apurímac poseen alpacas y vicuñas como principal medio de subsistencia en las zonas altoandinas. Camélidos que califican para ser capturados, esquilados y liberados, generando un ingreso valioso a las comunidades en que viven.

La Dirección Regional Agraria Apurímac (DRA), viene ejecutando una serie de actividades con el objetivo de mejorar el nivel competitivo de la cadena productiva de la fibra de alpaca (Vicugna pacos) y vicuña (Vicugna vicugna) en la región.

Mediante la ejecución del Proyecto “Mejoramiento del Nivel Competitivo de la Cadena de Fibra de Alpaca y Vicuña en la región Apurímac”, se han intervenido 32 distritos de las provincias de Abancay, Andahuaylas, Antabamba, Aymaraes, Cotabambas, Grau y Chincheros.

El coordinador del Proyecto, MVZ. Miguel Ángel Rojas Barreto explicó que se realizaron chakus, identificación, control y vigilancia en vicuñas en las comunidades de Cavira, Pampachiri, Sañayca, Ñahuinlla y Chicñahui. Así como la construcción de cercos de confinamiento de vicuñas: En Pampachiri (540has), Huancarani (700has), Antacama (230has) y Conchacota (Ampliación 35has), esto con la participación de los productores de la zona. 

Paralelamente, se desarrollaron capacitaciones demostrativas en la construcción de dormideros rotativos de alpacas,  trato de la vicuña en la esquila, construcción de corrales de empadre y acopio organizado de fibra de alpaca y vicuña. Además de la pasantía en mejoramiento genético de alpacas, realizado en la región Puno.  

El Director Regional Agraria Apurímac, Mag. Ronald Pérez Salcedo precisó que “Los camélidos son una riqueza natural que constituye la especie ganadera más importante en términos económicos en las zonas altoandinas. Por ello, para mejorar el precio obtenido por la fibra se está realizando mejoramientos en la cadena productiva para elevar progresivamente el valor agregado del mismo”.

Según la Dirección de Camélidos Sudamericanos de la DRA, Apurímac ocupa ahora el cuarto lugar a nivel nacional con 14000 vicuñas y una producción de fibra anual de 445.808 kg. aproximadamente, lo cual beneficia  a las comunidades que se dedican al manejo de vicuñas en la región.